Fragancias

Viviane Danion
21 de enero de 2021
Las fragancias nos rodean: nos traen recuerdos, nos seducen, nos cuentan quiénes somos, nos permiten escondernos o llamar la atención.

Las fragancias nos rodean: acompañando la historia de la humanidad desde siempre, son el reflejo de los avances tecnológicos, desde el desarrollo de la tecnología de destilación de plantas en el siglo XV, hasta la aparición de los primeros componentes sintetizados en laboratorios a finales del siglo XIX.

Las fragancias nos rodean: las aplicamos en nuestra piel, en nuestro hogar, en nuestro coche...

Las fragancias nos rodean: nos acompañan en nuestros paseos por la naturaleza (siempre dispuesta a regalarnos sus esencias), a la hora de cocinar, en las tiendas, hoteles etc...

Las fragancias nos rodean: se acumulan en los océanos, en la tierra, en nuestro organismo y el de los animales con quienes compartimos nuestro hogar: Gaia, la madre tierra...

...¿Lo sabías?

Fragancias sintéticas o semi-sintéticas: disruptores endocrinos y ecotóxicos

Te gusta el olor de tu cosmético, sin embargo, por mucho que mires la lista de sus ingredientes (el INCI), no terminas de encontrar el nombre de la fragancia que te seduce: lo único que encuentras, es la palabra “Parfum” “Fragance”.
Detrás de esta palabra – que resulta del derecho de los fabricantes de cosméticos de no revelar la composición de su fragancia considerada como secreto de empresa – se pueden encontrar posiblemente varios de los más de 2000 ingredientes disponibles para crear una fragancia.

El problema es que algunos de estos ingredientes representan un riesgo, no sólo para tu salud o la de tu familia, sino también para la de todos los seres vivos.

Aquí hablaremos de tres clases de ingredientes muy controvertidos, pero sin embargo utilizados en la industria de las fragancias para tus cosméticos, ambientadores y productos de limpieza: almizcles sintéticos, ftalatos, y benzofenonas.

Almizcles sintéticos

Sintetizados con el fin de reproducir el aroma del almizcle original del ciervo y del buey almizclero, suponían poner fin al sufrimiento animal que representaba la caza y extracción de las glándulas de estos animales, sin renunciar a sus aromas muy apreciados en perfumería.

Eso era sin contar con el perfil toxicológico de los almizcles sintéticos: persistentes (no se deshacen en el medio ambiente) y bioacumulativos (se acumulan en nuestro cuerpo: tejidos adiposos y leche materna). Como si eso fuera poco, los almizcles sintéticos son potenciales disruptores hormonales (es decir que son capaces de alterar el equilibrio hormonal) y pueden vencer las defensas del cuerpo cuando éste está expuesto a productos químicos tóxicos.

Afortunadamente, los almizcles sintéticos considerados como los más peligrosos – Nusk xilene (MX), musk ambrette (MA), Musk Tibetene (MT), Musk moskene (MM) – están hoy en día prohibidos en la UE y en otros países como el Japón. Sin embargo, se sigue produciendo y utilizando en otros países del mundo, por lo que, al ser persistentes, siguen viajando a su aire a través de las aguas residuales y los movimientos atmosféricos, sin entender de limites nacionales...Para daros una idea, se encontraron almizcles sintéticos en osos polares en Groenlandia!

Las conclusiones de las investigaciones son escalofriantes... Los almizcles sintéticos están en todo lo que nos rodea: primero se cuelan en nuestras casas o cualquier otro sitio cerrado (dado que se encuentran en productos de uso diario como los cosméticos),donde se acumulan en el polvo o el aire. De allí migran hacia fuera. Los entornos urbanos son en consecuencia los más contaminados. Una vez al exterior, los almizcles sintéticos más persistentes encuentran su camino para entrar en la cadena alimentaria terrestre y acuática, antes de volver a nuestro plato en los alimentos que comemos….

En cuanto a los almizcles sintéticos autorizados en la UE (e imprescindibles para el sector industrial de las fragancias), no se libran de su potencial toxicidad.
Por ejemplo, el Almizcle Quetona o Ketone Musk (MK), sigue autorizado en los cosméticos en la UE en las concentraciones siguientes: 1,4% en perfumes, 0,56% en agua de colonia y 0,042% en los demás productos, mientras existen estudios que demuestran su toxicidad al nivel hormonal y para los ecosistemas acuáticos y terrestres, al igual que los otros nitro-almizcles, grupo al que pertenece.

Los ftalatos

En perfumería, los ftalatos sirven para fijar las fragancias y como solventes. Además, se usan como plastificantes: confieren a los plásticos suavidad y flexibilidad.

El problema – o mejor dicho, los problemas – de los ftalatos reside en los estudios que los señalan como responsables de una serie de disrupciones: hormonal, obesidad, daños reproductivos, daños neurotóxicos y malformaciones. Tanto que se habla del “síndrome ftalato” para englobar la larga lista de sus daños colaterales. A título de ejemplo, se comprobó que alteran la calidad espermática y los niveles de la testosterona en los hombres, mientras que en las mujeres son los niveles de la hormona de tiroides y su función que se ven afectados.

Afortunadamente, ya llevamos años conociendo los efectos de los ftalatos, si bien que los más peligrosos están hoy en día prohibidos en los cosméticos, como por ejemplo el Diethylhexyl Phthalate (DEHP).
Sin embargo, el Diethyl Phtalate (DEP) sigue presente en las fórmulas a pesar de los estudios recientes que señalan sus posibles efectos sobre las hormonas: feminización de los genitales, infertilidad y riesgo incrementado de cáncer de mama. ¿Sabías que el Diethyl Phtalate entra en la fabricación de las varitas de incienso en India?

Las benzofenonas

Ingrediente muy controvertido en los filtros solares y esmaltes para uñas, tiende a desaparecer de las fórmulas. También podemos encontrar la benzofenona-3 en las fragancias, como fijadora y sustancia aromática (tiene un aroma dulce y amaderado).


Aunque las investigaciones han revelado su verdadera cara – disruptora endocrina, cancerígena y alérgena – sigue autorizada en los cosméticos en la UE.

Esperemos que sus días estén contados: desde agosto del 2019, las benzofenonas son objeto de una consulta pública por parte de la ECHA (European Chemicals Agency) quien propone clasificarlo como cancerígeno.
Por ahora, en el portal de la Agencia, la sustancia aparece con el siguiente mensaje de alarma: "Warning! According to the classification provided by companies to ECHA in REACH registrations this substance may cause damage to organs through prolonged or repeated exposure and is harmful to aquatic life with long lasting effects." (Traducción: "Advertencia! Según la clasificación proporcionada por las empresas a la ECHA en los registros REACH, esta sustancia puede causar daños a los órganos por exposición prolongada o repetida y es perjudicial para la vida acuática con efectos duraderos.”)

En cuanto a su uso regulado por la legislación cosmética europea, si la concentración no sobrepasa 0,5% en el producto final, su mención no es obligatoria...dejando a las y los consumidoras/es ante el desconocimiento del potencial riesgo.

Fragancias y alérgenos

Muchos ingredientes de fragancias, incluso ciertos componentes naturales que se encuentran en los aceites esenciales, pueden provocar alergias en algunas personas con pieles sensibles.

Estas alergias se pueden dar por inhalación o por absorción. Los síntomas son: irritaciones de la piel o de los ojos, dolor de cabeza y en los casos más graves, problemas respiratorios.
La legislación europea requiere la revelación de 26 productos químicos alergénicos, que deben aparecer claramente en la lista de ingredientes (INCI) cuando tienen una proporción mayor al 0,001% en productos que no se aclaran (cremas, serum etc), y al 0,01% en productos que se aclaran (jabones, champús etc).
INCI
Nombre químico
Amyl Cinnamal
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Benzyl Alcohol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Cinnamyl Alcohol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Citral
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Eugenol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Hydroxycitronellal
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Isoeugenol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Amylcinnamyl Alcohol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Benzyl Salicylate
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Cinnamal
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Coumarin
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Geraniol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Hydroxyisohexyl 3-Cyclohexene Carboxaldehyde
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Anise Alcohol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Benzyl Cinnamate
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Farnesol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Butylphenyl Methylpropional
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Linalool
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Benzyl Benzoate
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Citronellol
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Hexyl Cinnamal
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Limonene
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Methyl 2-Octynoate
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Alpha-Isomethyl Ionone
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Evernia Prunastri Extract
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Evernia Furduracea Extract
2-(Phenylmethylene) Heptanal

Molécula de origen sintética.
Entonces, ¿están peligrosos los aceites esenciales?

Si no somos alérgicos a uno de los componentes previamente listados, no debemos preocuparnos, menos aun si provienen de los aceites esenciales presentes en el producto cosmético.

Pero acuérdate que algunas marcas de cosmética usan estos componentes naturales (en su versión natural o sintética) directamente como ingredientes para crear sus fragancias. En este caso, la concentración en el producto final será mucho más elevada que si se trata de un componente de un aceite esencial.

Además, más allá de las posibles alergias a los componentes previamente citados, existen alergias a otros componentes sintéticos no citados aquí y escondidos detrás de la palabra “parfum” o “fragancia” de los cosméticos convencionales.

Fragancias y "autorregulaciones"

Para terminar, cabe preguntarnos hasta qué punto podemos confiar ciegamente en tantas normas y regulaciones que a veces tardan mucho en llegar: ¿Defienden realmente nuestra salud y la del planeta? ¿O más bien están aquí para servir los intereses de unos pocos?

A la cabeza del mundo de las fragancias, está la IFRA (International Fragance Asociation). Organismo oficial de autorregulación de las fragancias, esta asociación representa a los principales actores de la industria de las fragancias: sus miembros son las mismas compañías multinacionales que fabrican y venden fragancias. De hecho, la junta directiva está encabezada por Michael Carlos del grupo Givaudan, la mayor compañía al nivel mundial de aromas y fragancias. En otras palabras: ¿No hay un riesgo de conflicto de intereses en este mecanismo de autorregulación?
Además, cuando se miran las conclusiones del SCCS, el Comité Científico Europeo para la Seguridad del Consumidor, parecen basadas en su mayoría en los estudios publicados por la propia IFRA. ¿Presión del lobby? (aquí os dejo un ejemplo: https://ec.europa.eu/health/ph_risk/committees/sccp/documents/out168_en.pdf)

Un punto a su favor: este principio de autoregulación se basa en los estudios realizados por el RIFM (The research Institute for Fragrance Materials), compuesto de un panel de expertos independientes que reivindican la ausencia de conflictos de interés en sus estudios. ¡Esperemos!

En Gaialab siempre optaremos por los aceites esenciales, capaces de ofrecerte una experiencia holística: más allá de sus fragancias, aportan a tu piel sus propiedades y actúan al nivel psíquico, equilibrando el cuerpo, la mente y las emociones.

Recuerda que la alternativa natural y la transparencia son siempre tus mejores aliados a la hora de elegir un cosmético para cuidar tu salud y la del planeta.

Bibliografía:

-Environ. Sci.: ProcessesImpacts,2019,21,74 https://pubs.rsc.org/en/content/articlepdf/2019/em/c8em00341f (consultado el 18/01/2021)
- https://womensvoices.org/wp-content/uploads/2010/08/Whats_That_Smell_SPANISH.pdf (consultado el 19/01/2021)
- https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/HTML/?uri=CELEX:32009R1223#d1e32-128-1 (CONSULTADO EL 19/01/2021)
- https://ifrafragrance.org/priorities/ingredients/ifra-transparency-list (consultado el 19/01/2021)
- https://d1wqtxts1xzle7.cloudfront.net/47728673/eesa.2002.221220160802-311-1f4yor2.pdf?1470153290=&response-content-disposition=inline%3B+filename%3DToxicity_Study_of_Diethyl_Phthalate_on_F.pdf&Expires=1611061356&Signature=CTOg1gqKQ6H8JwoenJcIDoPf6zuIgdVZpk4f2AZrr~k0WfnkNHd-GSgerN7pOTn-vXJk4TtE1whGW2X-79ltIwWOVC2fGJqb8rJ6PxhSdMoiR-81~TujQ8CvDHMIOcMoz7GJUs3wWlU2bTDKQ1fk2aARkw3TPBe8rOwHQvEYVgqtkyxD6dVW84bfQpb7FyP2dO5-PCbOjFMJqFigoBscOxb2hB3174Ipa~Tn5cwzZgOo0uCQmkvARXJ9rzaxcrzwji0oZaR6MIaCnpTrlqxvk2IKJfp~6INN7XnlVFdnlttspr7suF9r24rp7v9pOQQ~AVvPjj8sRwDYfCBX9RPbzw__&Key-Pair-Id=APKAJLOHF5GGSLRBV4ZA (consultado el 19/01/2021)
- https://fr.wikipedia.org/wiki/Givaudan (consultado el 20/01/2021)
-https://en.wikipedia.org/wiki/International_Fragrance_Association (consultado el 20/01/2021)
- https://womensvoices.org/wp-content/uploads/2010/08/Whats_That_Smell_SPANISH.pdf (consultado el 20/01/2021)
- INCIBeauty
- https://echa.europa.eu/es/substance-information/-/substanceinfo/100.003.943
- (http://fragrancesafetypanel.org/policies-and-guidelines/conflict-of-interest/).
- https://ifrafragrance.org/priorities/ingredients/ifra-transparency-list
- https://www.libresdecontaminanteshormonales.org/2018/10/10/la-palabra-fragancia-y-sus-secretos-toxicos/
- https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/HTML/?uri=CELEX:32009R1223#ntr1-L_2009342ES.01020101-E0001
crossmenuchevron-upchevron-down
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram